Get Adobe Flash player

Psicología y Neurociencia: Estados de ánimo y Neurotransmisores II

Valoración de los usuarios: / 23
PobreEl mejor 
PSICOLOGIA - ARTICULOS

 

 

 

En el artículo anterior, habíamos hablado de algunas generalidades del funcionamiento neurológico del cerebro, así como ciertos componentes importantes de este, como lo son las neuronas, los neuroreceptores, los neurotransmisores y su diferencia con las hormonas. Ahora en Psicología y Neurociencia: Estados de ánimo y Neurotransmisores II entraremos de lleno con la relación que existe entre los neurotransmisores y los estados de ánimo.

Aunque los científicos especializados en neurología no han podido entender por completo cómo funciona la química del cerebro, debido a su extrema complejidad, si se ha logrado el entendimiento de los procesos que tienen alguno de los neurotransmisores más importantes del Sistema Nervioso Central. También, a través de la práctica y el arduo estudio, se ha logrado entender en buena medida, cuales son las funciones de cada uno de ellos y cuáles son las reacciones que crean en el ser humano, estas interacciones entre neurotransmisores y neuroreceptores.

En el artículo anterior, mencionamos algunos de los neurotransmisores más importantes, ya que en realidad hay unos cuantos más. Sin embargo, las funciones que cumplen cada uno de ellos son distintas y en algunos casos son más funciones que regulan la actividad biológica del cuerpo humano, por lo que solo nos centraremos en explicar aquellos que ayudan a regular, o por lo menos influyen más fuertemente, en los estados de ánimo que presenta el ser humano. Ante esto nos centraremos en los neurotransmisores Dopamina y Serotonina.

DOPAMINA:

Aunque la dopamina tiene una fuerte función en la esfera emocional del ser humano, no es la única que se le atribuye. Recordando que los neurotransmisores también existen en otras regiones del cuerpo humano y no solo en el cerebro, la dopamina tiene la función de modulador en procesos de la función cardíaca y renal, del tono vascular, teniendo entonces una función en los procesos de presión arterial, y de la motilidad gastrointestinal.

La dopamina forma parte de lo que se denomina, sistemas dopaminérgicos. Otros componentes de este sistema, son los receptores de la dopamina, que son denominados  Receptores D1 a D5 y por ultimo las neuronas dopaminérgicos, que son las que utilizan la dopamina como principal forma de comunicación. Estos sistemas, pueden ser conceptualizados como agrupaciones de neuronas dopaminérgicos, que utilizan la dopamina y sus receptores, para causar eventos celulares, que conllevaran a los efectos o respuestas que detallaremos a continuación y que nos darán la idea de cómo la Dopamina afecta nuestros estados de ánimo.

No nos detendremos a detallar la síntesis, liberación y catabolismo de este neurotransmisor, puesto que son procesos complejos de explicar, y después de todo lo que nos interesa detallar en este artículo son los efectos que crean estos procesos de la dopamina.

Función:

La función emocional de la dopamina, no existiría si no existiera un sistema dopaminérgico en una región muy importante del cerebro. El sistema mesolímbico. Aunque otros sistemas dopaminérgicos, se encuentran en otras regiones del cerebro; como los circuitos Nigro-Estriatal, donde posee funciones meramente motoras, ayudando a los movimientos voluntarios que hacemos, o como el circuito mesocortical, donde la dopamina influye en los procesos de cognición superior-memoria, atención, etc.-; es solo en el sistema mesolímbico donde la dopamina influye en las emociones.

La dopamina ha sido ligada a aquellas emociones que se asocian con las sensaciones de gratificación. Emociones como la alegría, la confianza, el entusiasmo, optimismo, satisfacción, tranquilidad y vitalidad, son las que están influenciadas por la existencia de la dopamina. La falta de ella puede influencia las emociones inversas, como la tristeza, la duda, el miedo, el enojo o la negatividad.

Gracias a esto la dopamina también se ha relacionado con los procesos motivacionales. La motivación o aquello que nos hace realizar una actividad, tiene una base emocional y también biológica. Se ha encontrado en estudios, que el sistema mesolímbico está altamente relacionado con el inicio de la integración sensomotora y la ejecución de las conductas dirigidas a acciones importantes para nuestra supervivencia, como la ingesta de alimento, el beber agua y la conducta sexual, así como en la ejecución de tareas relacionadas con la obtención de reforzadores positivos.

Para obtener estas cosas debemos tener motivación para ejecutar las acciones que nos ayuden a conseguirlos, y la motivación se alimenta, a parte de la necesidad misma de satisfacer esa necesidad, de las emociones que mencionamos en párrafos anteriores.

Trastornos relacionados:

Otra forma de entender la función importante de la dopamina, es viendo cuales son los trastornos causados por el mal funcionamiento de los sistemas dopaminérgicos. Entre los trastornos más significativos relacionados a la dopamina tenemos:

  • Psicosis: Mas relacionada como síntoma de la esquizofrenia.
  • Abuso de Sustancias: Debido a que la dopamina está relacionada con las sensaciones de gratificación, y que muchas drogas afectan directamente la producción y captación de este neurotransmisor, se cree que el mismo, es el que ayuda a reforzar las conductas adictivas a las drogas. Así pues, se podría decir que el drogadicto es más adicto a la sensación que crea la sobreproducción de Dopamina, que a la droga que consume.
  • Trastornos Conductuales: Trastorno de control de los impulsos no relacionado a abuso de sustancias, Trastornos alimenticios, del sueño y sexuales.
  • Trastorno de déficit de atención con hiperactividad: Aquí debemos tener en cuenta que la Dopamina afecta la motivación y la atención, por lo cual es de esperarse que este neurotransmisor esté ligado a este trastorno.

SEROTONINA:

Igual que la dopamina, la Serotonina tiene una función especialmente influyente en la esfera emotiva del ser humano, pero también tiene otras funciones como los procesos que afectan la frecuencia cardiaca y el funcionamiento vascular. Además, se ha encontrado que juega un papel importante en la capacidad regenerativa del hígado, así como de inductor en los procesos de división celular.

La Serotonina es formada por un sistema denominado el núcleo de Rafé, los cuales están compuesto por neuronas que se comunican por medio de este neurotransmisor. Estos núcleos se encuentran en varias estructuras cerebrales como el Hipotálamo, la Amígdala, el núcleo accumbens o el Hipocampo. La función de la Serotonina no sería posible sin los receptores 5-HT.

No nos detendremos a detallar la síntesis, liberación y catabolismo de este neurotransmisor, puesto que son procesos complejos de explicar, y después de todo lo que nos interesa detallar en este artículo son los efectos que crean estos procesos de la Serotonina.

Función:

Como dijimos anteriormente, los núcleos de Rafé, se encuentran en varias estructuras del cerebro. Cuatro de ellos, el Hipotálamo, la Amígdala, el núcleo accumbens y el Hipocampo, se sabe que tienen una gran influencia en la esfera emocional del ser humano.

Por ejemplo el Hipotálamo está muy relacionado el control de la expresión emocional, es aquí donde se regula toda la emocionalidad, el centro de las emociones si se quiere. La ansiedad, la ira, la alegría, la culpa, el enojo, la tristeza, el entusiasmo, el optimismo, la paciencia, la tranquilidad, la valentía, la preocupación, el miedo, en fin todas las emociones son reguladas en gran parte en esta estructura. La Amígdala, es la encargada de crear y almacenar la mayor parte de los recuerdos que están relacionados a hechos emocionales. El hipocampo también tiene que ver con la formación y almacenaje de la memoria, pero también está altamente relacionada con las conductas agresivas. Por último, el núcleo accumbens esta intrínsecamente relacionado con el sistema mesolímbico, cuyas expresiones emocionales ya hemos mencionado.

El funcionamiento de estas estructuras, se ve ampliamente influenciadas por la Serotonina, por lo que si no existiría o hubiera un mal funcionamiento con ellas, se presentarían muchos desequilibrios emocionales, además de problemas en el control del sueño y la alimentación.

Trastornos relacionados:

Otra forma de entender la función importante de la Serotonina, es viendo cuales son los trastornos causados por el mal funcionamiento en los núcleos de Rafé. Entre los trastornos más significativos relacionados a la Serotonina tenemos:

  • Trastornos del orden afectivo: Estamos hablando aquí de depresión y ansiedad, como el trastorno depresivo mayor, los ataques de pánico, fobias y el trastorno bipolar. Se ha encontrado que la mayoría de los desórdenes afectivos de este tipo están relacionados con una deficiencia en la producción o de captación en la serotonina. Otro desorden común asociado a esta es el Trastorno Obsesivo-Compulsivo, el cual es un trastorno de orden ansioso.
  • Abuso de sustancias: Al igual que en la dopamina, el adicto a las sustancias refuerza su conducta gracias a los efectos de la Serotonina. Se ha encontrado una relación mayor con el alcoholismo que con otras adicciones, aunque no quiere decir que este no influya en el refuerzo de adicciones a drogas más fuertes.
  • Trastornos de control de los impulsos: Relacionado a aquellas adicciones que no tienen que ver con el abuso de sustancias, así como también en el trastorno obsesivo-compulsivo, donde no se puede controlar el impulso de hacer el ritual, que la persona con este trastorno crea.
  • Trastornos del sueño y alimenticios: La serotonina tiene una fuerte influencia en la mayoría de estos trastornos, primordialmente porque muchos de estos están relacionados con control de los impulsos o con un desequilibrio emocional. Además de que la serotonina está relacionada con el Hipotálamo.

Es necesario hacer mención especial de otro neurotransmisor como lo es el GABA- Acido gamma aminobutírico- puesto que también tiene algunas funciones como inhibidor de la serotonina, regulando los procesos de ansiedad, así como el miedo. Sin embargo sus aportaciones emocionales acaban ahí.

CONCLUSIÓN:

En Psicología y Neurociencia: Estados de ánimo y Neurotransmisores I y Psicología y Neurociencia: Estados de ánimo y Neurotransmisores II Hemos visto la importancia de estas hormonas llamadas neurotransmisores, quienes tienen un influencia determinante en toda nuestra esfera emocional. Aunque tenemos la noción que nuestras emociones son algo intangible y que no se puede ver solo mediante nuestras conductas, siempre recordemos que todo tiene una base fisiológica. También recuerda que en micompanero.com estamos para escucharte y ayudarte a la luz de la psicología.