Get Adobe Flash player

¿Cuantas inteligencias tienes?

Valoración de los usuarios: / 2
PobreEl mejor 
PSICOLOGIA - ARTICULOS

 

El ser humano se encuentra en el pináculo de la evolución. Ningún animal sobre la tierra es más dominante y está en tantos ambientes como el hombre. Y lo más sorprendente es que lo hemos hecho sin ser los más rápidos, ni los más fuertes, ni los más agiles, ni los que tienen más agudizados sus sentidos. Ni siquiera tenemos pelaje que nos ayude a defendernos del frio y nuestro sistema digestivo es muy frágil. Lo que ha marcado la diferencia, para que el ser humano lograra la hegemonía sobre el planeta, ha sido una sola únicamente. La inteligencia. Pero como se logró ver un par de siglos atrás, los seres humanos no solo variamos en nuestro nivel de inteligencia con otros humanos, sino que también podíamos tener algunas habilidades superiores por sobre los demás, pero estar por debajo de la media en otras habilidades. ¿Como se explica esto? En ¿Cuantas inteligencias tienes? Explicaremos brevemente las distintas teorías de la inteligencia y definiremos cuantas y cuáles son los tipos de inteligencia en el ser humano.

Nada fascina más a los científicos actuales, como el cerebro humano y sus procesos. Es sin duda alguna, el órgano más complejo que existe en la naturaleza. Si se comparara con un ordenador, el cerebro es más lento para procesar un dato información, pero es abismalmente superior para procesar varios datos de información al mismo tiempo. Para igualar la capacidad de almacenamiento del cerebro, una computadora tendría que tener un disco duro de 2.5 Petabytes, que equivalen a 2,500 millones de megabytes. En perspectiva esto significaría que podríamos almacenar 300 años de reproducción de video en alta resolución de manera continua. 

Pero el almacenaje de información es realmente algo sencillo, comparado con el primer hecho que expusimos, puesto que saber qué hacer con esa cantidad de información y utilizarla en el momento justo para las situaciones indicadas, haría explotar a los procesadores más avanzados de la actualidad. Cosas que damos por sentado como hablar y pensar lo que decimos; comer mientras leemos; caminar, mientras escuchamos música y sentimos el calor del sol; cosas que hacemos casi inconscientemente, son procesos complejos que un ordenador no podría hacer, puesto que como dijimos, los procesadores actuales son mucho más veloces, pero no pueden procesar la cantidad de información al mismo tiempo, que el cerebro si puede.

Es justamente a esta capacidad de procesamiento, lo que nosotros podemos entender como inteligencia. Un concepto más formal de inteligencia, puede ser tan complejo de obtener como la misma complejidad del cerebro humano. Y es que la inteligencia abarca tantos procesos, que muchas ramas de la ciencia tienen su punto de vista de lo que es la inteligencia.

Tal vez la definición más general y más acertada fue la dada por un artículo denominado: Mainstream Science on Intelligence- su traducción literal seria: corriente principal en la ciencia de la inteligencia-, que nos explica que la inteligencia es “una capacidad mental muy general que, entre otras cosas, implica la habilidad de razonar, planear, resolver problemas, pensar de manera abstracta, comprender ideas complejas, aprender rápidamente y aprender de la experiencia. No es un mero aprendizaje de los libros, ni una habilidad estrictamente académica, ni un talento para superar pruebas. Más bien, el concepto se refiere a la capacidad de comprender el propio entorno”.

Hasta hace poco tiempo, se creía que la inteligencia era un solo constructo, funcionaba como un solo cuerpo, así como se tenía un solo cerebro. Pero pronto los científicos notaron casos excepcionales en los que, por ejemplo, niños autistas que tenían incapacidad para hacer las tareas más sencillas, como hablar, cuidarse por sí mismos y hasta caminar, tenían la capacidad de resolver problemas matemáticos de complejidad impresionante. Estos casos rompían con el paradigma de la inteligencia como un solo constructo, puesto que si estos jóvenes no eran capaces de realizar otras tareas cognitivas y sociales sencillas, no deberían de poder resolver este tipo de problemas.

Esta, y otros cuantas inconsistencias, hicieron preguntarse a muchos investigadores y científicos, si dicho paradigma era correcto. Actualmente existen dos teorías de inteligencia que retan dicho esta idea. Estas teorías son la teoría de las inteligencias múltiples del psicólogo, investigador y profesor de la Universidad de Harvard, Howard Gardner, y la teoría triárquica de la inteligencia del psicólogo y profesor de la Universidad de Yale, Robert Sternberg. Por cuestiones de espacio nos centraremos más en la en la teoría de las inteligencias múltiples, aunque debemos destacar que ambas teorías son altamente aceptadas en la comunidad científica.

La teoría de las inteligencias múltiples cambia dos conceptos que las viejas tendencias marcaban en la inteligencia. Mientras en viejas teorías se entiende a la inteligencia como un solo constructo, según Gardner, la inteligencia es en realidad múltiple, se divide en varios tipos que son independientes entre sí y que pueden ayudarnos a resolver distintos problemas en distintas situaciones. Las viejas teorías hablan de que la inteligencia era algo innato, dado por la genética y que era incólume o imposible de alterar. Sin embargo, la teoría de Gardner, entiende la inteligencia, o en este caso las inteligencias, como capacidades, que pueden ser desarrolladas a través de la educación y la práctica o repetición.

De acuerdo a esta teoría, la inteligencia se divide en los siguientes tipos:

Inteligencia lógico-matemática: Como su nombre lo dice esta inteligencia es la que define la capacidad de resolver problemas de connotación matemática. No debemos confundirnos en cuanto al uso de esta inteligencia. Aunque esta es la que se ocupa para resolver problemas matemáticos complejos, en la práctica, el simple hecho de hacer la suma de las compras del mes activa o utiliza este tipo de inteligencia. Pero no solo abarca los números. El entendimiento de los procesos inductivos y deductivos, es decir el entendimiento de lo general a lo particular o viceversa. También el entendimiento del proceso de causa y efecto. Esta inteligencia es muy importante para el entendimiento de los procesos científicos modernos.

Esta es el tipo de inteligencia, que más ha sido estudiada por la psicología y la pedagogía. Se pensaba que esta, junto el siguiente tipo que mencionaremos, era todo lo que abarcaba la inteligencia del ser humano.

Inteligencia lingüístico-verbal: Esta inteligencia no solo trata de la capacidad del habla, sino de todo el proceso de comunicación. El lenguaje escrito, el lenguaje no verbal y la capacidad de entender los mensajes a través de los distintos tipos de comunicación, forman parte de este tipo de inteligencia. Se trata de la capacidad para comprender el orden y el significado de las palabras en la lectura, la escritura y, también, al hablar y escuchar, en fin, todo aquello que se relacione con emitir, recibir y comprender un mensaje.

Inteligencia Espacial: Es aquella que nos ayuda a resolver los problemas referentes a la navegación y el uso de mapas como sistema de orientación. Es la capacidad para presentar ideas visualmente, crear imágenes mentales, percibir detalles visuales, dibujar y confeccionar bocetos. Un ejemplo de uso práctico de esta inteligencia, es cuando un conductor intenta aparcar un automóvil. Este es un acto que requiere la capacidad de imaginar el espacio que ocupará el automóvil, la distancia que se habrá de dejar entre la acera o entre otros automóviles, sin que en realidad se esté viendo, pues se está dentro del carro.

Inteligencia Corporal-Kinestésica: Es la capacidad de realizar los movimientos adecuados, para tareas o situaciones específicas. El hecho de correr tras un balón, puede ser un acto bastante sencillo en la práctica, pero si se analiza desde el punto de vista de los procesos necesarios para que esta actividad se lleve a cabo, veremos que nuestro cerebro debe de hacer una serie de modificaciones, y si se quiere hasta cálculos, para poder realizar este acto.

Es la capacidad para realizar actividades que requieren fuerza, rapidez, flexibilidad, coordinación óculo-manual y equilibrio. Podríamos decir que es la inteligencia que los deportistas más utilizan, aunque también tiene funciones en otras actividades, que requieran movimientos precisos para su ejecución correcta.

Inteligencia Musical: La aparición de este tipo de inteligencia no se hace obvia hasta que se entiende dos cosas. La capacidad para oír y ejecutar un instrumento, es en realidad un acto complejo que requiere comprensión del ritmo y armonía en las notas musicales. El segundo hecho es que la capacidad de entender y apreciar la música, es universal en el ser humano. No existe cultura en la tierra que no haya creado un instrumento musical- por sencillo que este fuera- o que no tenga sus propias ejecuciones musicales.

Así pues, la inteligencia musical nos da la capacidad para escuchar, cantar, tocar instrumentos, analizar y crear música.

Inteligencia Intrapersonal: La inteligencia intrapersonal es el conocimiento de los aspectos internos de una persona: el acceso a la propia vida emocional, a la propia gama de sentimiento, la capacidad de efectuar discriminaciones entre ciertas emociones y, finalmente, ponerles un nombre y recurrir a ellas como medio de interpretar y orientar la propia conducta. Es la habilidad de conocerse a sí mismo.

Es la capacidad para plantearse metas, evaluar habilidades y desventajas personales y controlar el pensamiento propio.

Inteligencia Interpersonal: Es la capacidad de captar los estados de ánimo, temperamento, motivaciones e intenciones de los que nos rodean y diferenciarlos de los nuestros, entendiendo que nuestras experiencias son distintas a la de ellos, y hasta tomando en cuenta las diferencias en los puntos de vistas que los demás pueden tener de un mismo hecho.

Esta inteligencia permite la relación entre seres humanos, pero en aquellos altamente habilidosos en esta inteligencia, se le facilitará trabajar con gente, ayudar a las personas a identificar y superar problemas, en su mayoría emocionales y sociales altamente complejos.

Inteligencia Naturalista: En esta inteligencia se da a competencia para percibir las relaciones que existen entre varias especies o grupos de objetos y personas, así como reconocer y establecer si existen distinciones y semejanzas entre ellos.

El entendimiento de las estaciones, la relación entre las lluvias y los cultivos, las relaciones animales, entre otras fenómenos, forman parte de esta inteligencia.

Esta teoría, permitió explicar porque algunos casos, como los de los niños autista con capacidades matemáticas excepcionales, existían. Si la inteligencia no era un constructo único, sino que poseía varios tipos independientes entre sí, era claro que, a pesar de ser altamente deficiente en el resto de las inteligencias, estos niños poseían una inteligencia lógico-matemática excepcional.

Pero no solo explica estos casos únicos, sino que también explica casos más comunes. Como por qué personas con grandes capacidades científicas, eran incapaces de triunfar en las relaciones interpersonales, por qué personas que no habían demostrado grandes habilidades en la educación formal, lograban gran éxito laboral o por qué personas sin grandes habilidades lógico-matemáticas lograban cerrar tratos económicos exitosos.

Además abrió la puerta a la posibilidad de cambiar cualquier deficiencia, al postular que la inteligencia no es algo inamovible, sino que es capaz de modificarse con suficiente esfuerzo y el entrenamiento adecuado. Pero también abrió la posibilidad de triunfo, a pesar de tener deficiencias en algún tipo de inteligencia, siempre y cuando se lograra magnificar otras.

Permitió vislumbrar, que no todos tenemos por qué ser científicos, ni por qué tener dichas habilidades, si teníamos otras inteligencias que podríamos desarrollar más fácilmente, intentando cambiar así los modelos de enseñanza-aprendizaje, aun para aquellos que tenían “capacidades diferentes”.

CONCLUSIÓN: 

En ¿Cuantas inteligencias tienes?, hemos hablado de la teoría de las inteligencias múltiples. También hemos explicado las 8 inteligencias que esta teoría manifiesta. Así que ya lo sabes, siempre puedes mejorar todas tus inteligencias, y si no, pues puedes centrarte en una de ellas y llevarla al máximo para lograr el triunfo en tu vida. Recuerda que en micompanero.com estamos para escucharte y ayudarte a la luz de la psicología.